Las aportaciones de Masi Elizalde

 

«La comprensión de la propia vida es un saber inacabado como inacabada es la vida propia: Ahora bien, si hay un yo que es el sujeto de la vida, el conocimiento de sí viene dado, no sólo por la experiencia de la vida, sino también por la metafísica del yo (…) La última palabra, no la primera, de la antropología filosófica, vendrá dada por tal metafísica.» Jacinto Choza. Manual de antropología filosófica.

 

Las aportaciones de Masi Elizalde a la Homeopatía pueden resumirse esquemáticamente así:

1-    Adopción del esquema antropológico tomista como marco de referencia para la mejor comprensión del hombre hahnemanniano sano y enfermo. Básicamente la adopción del concepto de «compuesto sustancial» y todo lo que ello implica.

Sigue leyendo

BELLADONA. UNA HIPÓTESIS SOBRE EL REMEDIO

Aquellos que no estén familiarizados con la metodología de Masi Elizalde para el estudio de la materia médica homeopática pueden tal vez encontrar extraño el presente trabajo. Por eso me propongo ir explicando en este blog las peculiaridades de dicha metodología. Esta hipótesis sobre Belladona fue publicada en Revista española de homeopatía, si bien no recuerdo la fecha o el número. Tal vez algún compañero quiera decírmelo porque lo cierto es que no conservo ningún ejemplar de la revista. Se encuentra en la misma línea que el artículo sobre Capsicum publicado hace pocas fechas en este blog y elaborado por la doctora María Luisa Rey Guerreiro para una de las sesiones del Grupo de estudios de homeopatía (antes, Instituto médico de estudios hahnemannianos).

Sigue leyendo

El hombre como objeto y sujeto de la ciencia

A)

El sujeto de la ciencia es obviamente el científico. Pero el concepto de científico ha cambiado a lo largo de la historia. Hasta determinados momentos la idea de científico fue unida a la de filósofo. Recordemos como la obra física  fundamental de Newton se titula Los principios matemáticos de la filosofía natural. La física es la filosofía de la naturaleza. Y recordemos como ya a principios del XIX la obra de Lamarck aparece como Filosofía zoológica.

Sigue leyendo