Doctora Dolores Segura. La homeopatía es una medicina científica.

Soy una científica, doctora en Medicina y Cirugía, especialista en Anatomía Patológica, investigadora con publicaciones en revistas científicas internacionales, que, para curarme una dolencia que la medicina académica no resolvía, acudí a un buen médico homeópata. Sigue leyendo

Lo que diga dios (que no Dios). Aportación de la doctora Isabel Romero de la Osa

Cuando hace  unos años leí la novela  titulada 1986, escrita por George Orwel  en 1948, pensé que más que una novela  de ciencia ficción parecía un vaticinio de  la vida que  ahora vivimos.  En el mundo descrito por Orwel en su novela  no existía libertad en ningún sentido. Incluso el pensamiento era controlado por un ser superior. Sigue leyendo

LA HOMEOPATÍA, PROHIBIDA

La homeopatía, prohibida. ¿Podéis imaginar que una buena mañana los periódicos nos obsequien con un titular como este? Yo sí. Nuestros amigos, los pseudoescépticos, también. Sigue leyendo

A QUIEN CORRESPONDA, DE LA DOCTORA MARÍA JESÚS GALÁN DUEÑAS

A quien corresponda:

Yo soy médico homeópata. En ese orden.

Estaba estudiando medicina allá en el año 1982 aproximadamente cuando en casa hubo una curación de esa que se pueden denominar casi milagrosa, en una hermana pequeña que la medicina oficial había condenado al deterioro progresivo y la casi invalidez, por una artritis reumatoide juvenil con poca respuesta al tratamiento de la medicina oficial. Mi madre, en activo por aquel entonces como profesional de la enfermería dentro del sistema público de salud andaluz, tuvo la idea (osadía, valentía, temeridad???) de no resignarse a los designios de la medicina oficial, y optó por llevarla a un médico homeópata Sigue leyendo

NUEVA APORTACIÓN DEL DOCTOR MARINO RODRIGO

 

No pierdo de vista el asunto principal de este hilo: colegas andaluces estáis planteando reflexión y debate en el seno asociativo en respuesta a la situación. Por tanto, tocaría mantener distancia y silencio a quienes estamos fuera. Doblemente fuera: del espacio andaluz y del ámbito asociativo.Pero si me atrevo a enviar mi segundo comentario es solo porque en este blog de Emilio uno se siente casi como en casa. Si es que alguien en sus cabales puede realmente sentirse como en casa en estas virtualidades. Que esa es otra.

En primer lugar, dejo ciertas reflexiones y propuestas para espacios privados, físicos o virtuales, en los que se pueda avanzar en posibles acuerdos, consensos y actuaciones conjuntas. Y, si me lo permitís, sugiero que hagáis lo propio en este debate, al menos para ciertas declaraciones. No hay que facilitar sus cacerías a los vigilantes del pensamiento único, que acechan éste y cada vez más sitios sospechosos de infieles. Ellos se bastan y sobran.
En segundo, creo fundamental un análisis sosegado de lo que realmente está pasando, en Andalucía y en todo el país. Si alguien cree que este es solo un ataque más contra la HP, que se capeará de nuevo con un manifiesto exprés de la ANH, disentimos. Esto es un ataque contra todo el ejercicio médico no convencional, confirmando las últimas actuaciones de la OMC lo que predije en mi carta abierta: la HP es solo la punta de lanza.
Por lo mismo, el efecto de cualquier acción aislada de la ANH dirigida a defender solo a la HP tendrá unas posibilidades de parar semejante acometida contra el derecho de TODO médico a ejercer según su conciencia, tendrá un efecto, digo, tendente a cero. Como he propuesto en espacios más restringidos, urge la creación de un foro nacional por el derecho de médicos y pacientes al ejercicio médico no convencional. Y que no se enteren los rastreadores del “observatorio”.
A tal fin, y a otros necesarios de llevar a cabo, el colectivo médico homeopático, sus agrupaciones, tienen que desvincularse de todo interés y estrategia comerciales en su defensa de la HP. Recuperar una iniciativa MEDICA en la sola defensa de los intereses sanitarios de la población de la que hoy está muy restringida, como consecuencia de sus vinculaciones.
Hay más análisis, reflexiones, propuestas, debates y decisiones a tomar, pero ya digo que, en mi modesta, deben hacerse donde corresponden.
Salud.

Marino Rodrigo

 

 

 

 

 

Doctor Emilio Morales